viernes, 1 de junio de 2012

Tecnologia en la natacion



La tecnología ha ayudado de manera significativa en la vida de las personas así como en la de los deportistas; es por eso que vamos a mostrar como la tecnología ha influenciado en la natación.
Historia de la natación
La historia de la natación se remonta a la Prehistoria; se han descubierto pinturas sobre natación de la Edad de Piedra de hace 7.000 años y las primeras referencias escritas datan del 2000 a. C.
Sin embargo, la natación como deporte comenzó a principios del Siglo XIX en Gran Bretaña, con la National Swimming Society de Londres, fundada en 1837. El primer campeón mundial fue Tom Morris, quien ganó una carrera de una milla en el Támesis en 1869. Hacia finales del siglo XIX la natación de competición se estaba estableciendo también en Australia y Nueva Zelanda y varios países europeos habían creado ya federaciones. En los Estados Unidos los clubs de aficionados empezaron a celebrar competiciones en el año 1870.

La natación pasó a ser parte de los primeros Juegos Olímpicos modernos de 1896 en Atenas en el caso de los hombres, y a partir de los de 1912 para las mujeres.
La natación fue un deporte muy estimado en las antiguas civilizaciones de Grecia y Roma, sobre todo como método de entrenamiento para los guerreros. En Japón ya se celebraban competiciones en el siglo I a.C. No obstante, durante la edad media en Europa su práctica quedó casi olvidada, ya que la inmersión en agua se asociaba con las constantes enfermedades epidémicas de la época. Hacia el siglo XIX desapareció este prejuicio y, ya en el XX, la natación se ha llegado a considerar un sistema valioso de terapia física y la forma de ejercicio físico general más beneficiosa que existe. Ningún otro ejercicio utiliza tantos músculos del cuerpo y de modo tan intenso. Además, la mayor afluencia de nadadores, así como las mejores técnicas de construcción y calefacción, han aumentado enormemente el número de piscinas públicas al aire libre y cubiertas en todo el mundo. La piscina privada, que fue en un tiempo signo de excepcional privilegio, es cada vez más común.

La tecnología llega a los entrenamientos de  natación
Hasta ahora habíamos visto poca tecnología en la piscina, como mucho algún reloj que mide el número de largos que nadamos. Pero a la tecnología de la natación ha llegado un nuevo reloj el acelerómetro  con el se puede medir distancias y reconocer los diferentes estilos de nado. Además de poder hacer un conteo de los largos, con la introducción de los parámetros adecuados podemos medir la distancia de nado, el número de brazadas.

Otra muestra de la tecnología en la natación es el traje hydrofoil, el cual fue creado usando un nuevo tejido ultraligero y delgado como papel, que cuenta con un laminado de aluminio de PU para asegurar que el atleta y el traje se mantengan más secos y ligeros y se deslice mejor en el agua. El traje de baño HYDROFOIL está diseñado para reducir la resistencia y mejorar el flujo laminar del agua alrededor del cuerpo, resultando en un nado más fluido y rápido. Adicionalmente, el traje proporciona una mejor compresión en el cuerpo para mejorar la estabilidad, eficiencia, resistencia y respiración.

También se ha implementado el uso de cámaras subacuáticas con el fin de que los jueces puedan observar detenidamente la carrera pudiendo realizar descalificaciones o salvar vidas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada